viernes, 12 de marzo de 2010

“Excusatio non petita...”el caso de los medicamentos homeopáticos

“Excusatio non petita...”el caso de los medicamentos homeopáticos

Oí decir a familiares míos ya fallecidos que mi bisabuelo, que era médico de pueblo como yo, utilizaba cápsulas de lactosa para curar a los enfermos y que sorprendentemente en muchos casos le daba excelentes resultados. Hace algunos años leí que a un médico de la seguridad social se le abrió un expediente porque recetó las susodichas cápsulas en una receta oficial de la seguridad social como si fuera una fórmula magistral normal. El expediente se abrió porque no se podían recetar a cargo de la seguridad social una sustancia que se sabía a todas luces que no tenía acción alguna. Sin embargo, mi bisabuelo curaba a los pacientes con ellas...Y es que el poder del placebo es infinito.
En este aspecto, sorprende la “escusa non petita...” de la Directora de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitario - AEMPS - que hoy en el diario El País, saliendo al paso de un artículo sobre la homeopatía publicado en ese medio hacía unos días, viene a decirnos que “que los medicamentos homeopáticos pueden acceder al mercado a través de un procedimiento simplificado especial cuando garantizan debidamente la calidad y seguridad de su composición y de su proceso de fabricación. En este caso, la AEMPS autoriza la comercialización del medicamento homeopático pero no le reconoce indicación terapéutica alguna, puesto que no la acredita de acuerdo con los estándares científicos que exige la AEMPS para demostrar la eficacia terapéutica”, es decir como la lactosa de mi bisabuelo, sin acción alguna, eso sí sin hacer ningún daño. Con todo, añade la directora, que se va a poner remedio “En el momento actual, los productos homeopáticos presentes en el mercado y comercializados desde antes de la entrada en vigor de la normativa que les exige su autorización como medicamentos, van a ser objeto de un proceso definitivo de evaluación y revisión por parte de la AEMPS”.
Y es que siendo los fármacos homeopáticos poco más que placebo saltan todas las barreras de la medicina basada en la evidencia y son mantenidos y financiados por los mismos gobiernos que no les reconocen ninguna acción (el Reino Unido, por ejemplo).
Y es que la utilización de dosis minúsculas de cualquier medicamento diluidas varias veces es muy posible que no tengan ninguna acción beneficiosa pero si que garantiza que no produce ningún daño. Y tal vez sea que la fe ciega en el medicamento y la ausencia de efectos secundarios sean dos potentes cualidades que superen con creces a nuestros comprobados medicamentos alopáticos. Pues de estos desconfiamos cuando leemos todos los posibles efectos secundarios en el prospecto adjunto a la vez que sabemos a ciencia cierta que en algunas ocasiones estos pueden llegar a producirse.
Por otro lado, si leemos que la consulta homeopática dedica una media de 60 minutos por consulta, como indica el artículo que dio motivo a la réplica, al final lo que cura, no es realmente el medicamento si no el médico con su escucha, exploración, diagnostico y consejos...Algo que haríamos todos si dispusiéramos de este tiempo por consulta.
Una parodia de una RCP homeopática:
http://www.youtube.com/watch?v=ulrHZFnOnnY

4 comentarios:

Yamato dijo...

En realidad, la excusatio sí que ha sido petita:

http://yamato1.blogspot.com/2010/03/el-pais-la-agencia-de-medicamentos-y-la_13.html

Un saludo.

Miguel Angel dijo...

Un secreto entre tú y yo... utilizo los medicamentos homeopáticos como placebo, siempre los receto del mismo laboratorio y previamente estuve en sus dos fábricas francesas para comprobar su forma de trabajo y sistemas de calidad para evitar efectos secundarios como que se les vaya la mano en determinadas 'plantas' con alto poder tóxico (digital, estricnina, etc.)
Uno que es así.

Mateu Seguí Díaz dijo...

De acuerdo, es posible que la explicación estuviera obligada, y al hacerlo nos hemos dado cuenta del alcance del problema. Por el contrario, la callada por respuesta hubiera mantenido la duda. Al parecer sigue el tema en el defensor del lector:
http://www.elpais.com/articulo/opinion/Homeopatia/creencia/evidencia/elpepiopi/20100314elpepiopi_5/Tes

Tienes razón Miguel Angel, el problema que tenemos es de cómo satisfacer las ansias del paciente por curarse sin dañarlo por los mismos fármacos, cuando lo más lógico hubiera sido “esperar y ver”. Y es que la farmacopea “alopática” y la presión del paciente obliga a utilizar medicamentos con posibles efectos secundarios. Ya dijo
Voltaire "the art of medicine consists of amusing the patient while nature cures the disease,"
mateu seguí díaz

Anónimo dijo...

No creo que los fármacos homeopáticos sean placebo alguno...; en fin que respeto vuestra opinión pero no la comparto para nada. Saludos para todos. Jfran.