martes, 10 de mayo de 2016

La intimidación en la infancia (bullying) relacionada con alteraciones psiquiátricas en la edad adulta

La intimidación en la infancia (bullying) relacionada con alteraciones psiquiátricas en la edad adulta

El acoso, o la intimidación “bullying”, en la infancia es un problema con cada vez más sensibilización social. Esta situación es más frecuente entre niños distintos o con características especiales y sobre todo en aquellos con sintomatología psiquiátrica. Sin embargo, se desconoce las consecuencias psiquiátricas en la edad adulta del acoso en la infancia o la intimidación en niños sin sintomatología psiquiátrica. El objetivo del estudio es estudiar la asociación del comportamiento intimidatorio en niños de 8 años edad y los resultados psiquiátricos en la edad adulta (a los 29 años). 
Se trata de un subestudio que forma parte del estudio multicéntrico  finlandés Finnish Nationwide 1981 Birth Cohort Study, que incluyó a 60.007 niños nacidos a partir del 1 de diciembre del 1981 y que aún estaban vivos en el 1989. La cohorte que se analiza es de 5.034 niños con antecedentes de  haber padecido una situación de acoso (información completa) y que fueron seguidos entre los 8 y 29 años edad. El seguimiento se completó el 31 de diciembre del 2009 y los datos introducidos correspondieron al período entre enero del 2013 y febrero del 2015. La información sobre la situación de intimidación y los síntomas psiquiátricos se obtuvieron de los padres, profesores, y de los propios niños cuando estos tenían 8 años de edad. La utilización de los servicios especializados para el manejo de alteraciones psiquiátricas entre los 16-29 años se obtuvo de registros hospitalarios nacionales en los que se incluían pacientes en tratamiento ambulatorio y hospitalario.
Entre los 5.034 niños estudiados, 4540 (90,2%) no estuvieron relacionados con comportamientos de intimidación, de estos 520 (11,5%) habían tenido algún diagnóstico psiquiátrico en el seguimiento hasta los 29 años;  33 de los 166 (19,9%) que participaron en situaciones (matonismo) de intimidación frecuente habían recibido algún diagnóstico psiquiátrico,  así como 58 de los 251 (23,1%) que estuvieron expuestos a la intimidación con frecuencia, así como en 24 de los 77 (31,2%)  que tanto estuvieron participando como padeciendo la intimidación.
Cuando el análisis se ajustó por sexo, factores familiares, y sintomatología psiquiátrica en la infancia a los 8 años de edad se encontró una asociación independiente entre el tratamiento de alteraciones psiquiátricas con una exposición frecuente a la intimidación, hazard ratio (HR) 1,9 (IC 95%  1,4-2,5) y entre participar en la intimidación y la exposición a la misma HR, 2,1 (IC 95% 1,3-3,4).
La exposición a la intimidación estuvo específicamente asociada con la depresión HR, 1,9 (IC 95% 1,2-2,9). Los participantes que participaban en la intimidación o estaban expuestos a ella a la edad de 8 años tuvieron mayor riesgo de diversas alteraciones psiquiátricas que requirieron tratamiento en la edad adulta.
Según este análisis la exposición a la intimidación (bullying) en ausencia de sintomatología psiquiátrica a la edad de 8 años se asociaría con alteraciones psiquiátricas graves que requerirían tratamiento en servicios especializados. Lo que nos llevaría a hacer la recomendación de que toda intervención que prevenga estos comportamientos a estas edades prevendrá problemas psiquiátricos futuros. 

Sourander A1, Gyllenberg D2, Brunstein Klomek A3, Sillanmäki L2, Ilola AM2, Kumpulainen K4. Association of Bullying Behavior at 8 Years of Age and Use of Specialized Services for Psychiatric Disorders by 29 Years of Age. JAMA Psychiatry. 2016 Feb 1;73(2):159-65. doi: 10.1001/jamapsychiatry.2015.2419.

Pam Harrison. From Medscape Education Clinical Briefs Childhood Bullying Yields Long-term, Harmful Effects.CME/CE Released: 01/21/2016