viernes, 30 de septiembre de 2011

La dama del lago, de Raymond Chandler

La dama del lago, de Raymond Chandler

Se trata de un libro antológico de serie negra editado en 1943 del famoso detective Philip Marlowe, creado por Raymond Chandler (1888-1959), uno de los más famosos exponentes del género de la novela negra. Libro de entretenimiento, de cuidada escritura con descripciones, diálogos y una trama muy bien hilvanada, que con una gran dosis de suspense inteligente te mantiene el interés hasta el final. Un libro recomendable para disfrutar en momentos de ocio.

Un párrafo para dar idea del estilo:

“Una llamada discreta, propia de la medianoche, sonó en la puerta, y fui a abrirla. Kingsley parecía tan grande como un caballo, enfundado en una chaqueta deportiva de color crema, envuelto el cuello con una bufanda verde y amarilla. Llevaba un sombrero castaño rojizo profundamente encajado en la cabeza, con el ala bien baja sobre la frente. Bajo el ala, sus ojos tenían el brillo de los de un animal enfermo. “ pag 206

El PAIS serie Negra 2004

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Mas pruebas que indican que el comer rápido se asocia con mayor peso corporal

Mas pruebas que indican que el comer rápido se asocia con mayor peso corporal

No hace mucho planteamos la posibilidad, recogida a raíz de un comentario en el NYT de que la velocidad en la ingesta, al modificar la secreción de nuestras hormonas intestinales (sistema incretínico…) pudiera influir en nuestro balance calórico y por ende en nuestro peso corporal. También, en este sentido, el lapsus temporal asociado a la saciedad (en gran medida relacionado con lo anterior) se instauraría antes de haber ingerido el montante total de calorías que si las hubiéramos intentado ingerir más rápidamente. Ello se fundamentaba en un pequeño estudio de 17 adultos varones y medir la secreción de hormonas intestinales según se ingiriera a los 5 o 30 minutos. También se aportó para corroborar esta suposición una encuesta realizada en 3287 japoneses, en los que se relacionó el hábito de comer deprisa y el riesgo de padecer sobrepeso mostrando un odds ratio –OR- de 3.13 (2.20 - 4.45) en varones y 3.21 (2.41 a 4.29) en mujeres.
El estudio que traemos a colación va en este sentido, también se trata de una encuesta, pero en este caso poblacional y representativa de una comunidad entre la velocidad en la ingesta (autosensación) y el grado de obesidad, mediante el índice de masa corporal (IMC). Se hizo en Nueva Zelanda entre una muestra representativa de mujeres (2500 entre los 40-50 años elegidas aleatoriamente de las listas electorales) en mayo del 2009. Con una tasa de respuesta de los cuestionarios del 66% (1600 mujeres, algo baja) y en base a un modelo multivariantevariante se examinó la asociación entre las situación demográfica, salud, variables de conducta y el IMC, investigando la velocidad en la ingesta (según su propia apreciación) y el IMC tras ajustarlo por el resto de variables (edad, hábitos tóxicos, menonopausia, raza, estatus socioeconómico, actividad fisica…). Teniendo en cuenta que la mitad de las mujeres se consideraron encontrarse a nivel medio en su nivel de velocidad de ingesta, que un tercio mostraban un comportamiento rápido o muy rápido y un 15% se consideraban lentas, se encontró un incremento del IMC del 2.8% (IC 95% 1.5% - 4.1%; P inferior 0.001), por cada incremento en los intervalos de automedida del la velocidad de ingesta. Con todo, si bien estos datos no demuestran que una cosa esté relacionada con otra, pues es un estudio descriptivo transversal existen muchas pruebas de que la velocidad de ingesta podría relacionarse con el nivel de peso corporal.

Sook Ling Leong, Clara Madden, Andrew Gray, Debra Waters, Caroline Horwath .Faster Self-Reported Speed of Eating Is Related to Higher Body Mass Index in a Nationwide Survey of Middle-Aged Women. Journal of the American Dietetic Association. 2011: Volume 111, Issue 8 , Pages 1192-1197, August 2011

sábado, 24 de septiembre de 2011

¿Existe alguna relación entre el consumo de alcohol moderado y el cáncer colorectal?

¿Existe alguna relación entre el consumo de alcohol moderado y el cáncer colorectal?
Según la OMS (2002) el 5.1% y el 1.3% de los cánceres en varones y mujeres son atribuidos al consumo de alcohol. En este aspecto hace algún tiempo nos hicimos eco de un estudio epidemiológico que asociaba el consumo de alcohol en niveles medios o bajos con la incidencia de cáncer. Según este estudio las fracciones atribuibles al alcohol eran más altas en los cánceres del tracto digestivo alto, correspondiendo a un 44% (31-56%) en hombres y 25% (5- 46%) en mujeres, presentando el cáncer de hígado, 33% (11-54%) en varones y 18% (−3% -38%) en mujeres, el cáncer colorectal (CCR), a un 17% (10- 25%) en varones y un 4% (−1-10%) en mujeres. El cáncer de mama, en la mujer estuvo en un 5% (2- 8%) asociado al consumo de alcohol. De tal modo que las fracciones atribuibles de alcohol por patología oncológica se incrementaban partir de dos consumiciones diarias, en varones en un 10% de cáncer colorectal, en 27% de cáncer de hígado, y en un 38% en el cáncer del trato aerodigestivo alto; es decir que el riesgo de cáncer asociado al alcohol se manifiestaría en proporciones de alcohol diario que hasta ahora se han considerado recomendables.

En este aspecto recientemente se ha publicado en el Ann Oncol un metanálisis en base a 37 cohortes y 34 estudios caso-control anteriores a mayo del 2010. Se estructuró la ingesta de alcohol en tres categorías que se relacionó con los riesgos relativos (RR) de padecer cáncer CCR según un modelo de efectos aleatorios y de metaregresión. De esto, y teniendo en cuenta la heterogeneidad de los estudios que se utilizaron en relación al consumo de alcohol, resultó un RR del 1.21 (IC 95% 1.13-1.28) o un 21% de incremento del riesgo de CCR en ingesta moderada , y de 1.52 (IC 95% 1.27–1.81) o un 52% de incremento de riesgo en gran ingesta –más de cuatro consumiciones/d- ; mayor, en ingestas moderadas, en varones (RR = 1.24, 95% CI 1.13–1.37) que en mujeres (RR = 1.08, 95% CI 1.03–1.13), algo que se incrementó en grandes bebedores.
La dosis por riesgo de RR por 10, 50, y 100 g/diarios de alcohol fue de 1.07 (IC 95% 1.04–1.10), 1.38 (IC 95% 1.28–1.50), y 1.82 (IC 95%, 1.41–2.35) respectivamente. Lo que respalda las impresiones epidemiológicas anteriores de que el alcohol aún en consumos bajos (una consumición diaria) ya genera un riesgo de CCR. Globalmente el consumo moderado de alcohol se asoció con un 21% de incremento del CCR, o lo que es lo mismo existió un incremento de un 7% de riesgo de CCR por cada 10 gr de ingesta diaria de alcohol.

**Fedirko V, Tramacere I, Bagnardi V, Rota M, Scotti L, Islami F, Negri E, Straif K, Romieu I, La Vecchia C, Boffetta P, Jenab M. Alcohol drinking and colorectal cancer risk: an overall and dose–response meta-analysis of published studies. Ann Oncol. 2011;22:1958-1972.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Son útiles los condroprotectores en pequeñas articulaciones

Son útiles los condroprotectores en pequeñas articulaciones
La realidad de lo publicado hasta el momento no permite afirmar con rotundidad que los condroprotectores sea útiles en grandes articulaciones pues sus beneficios son modestos y clínicamente poco relevantes. El trabajo que traemos a colación plantea la utilización de estos suplementos dietéticos – en EEUU, o fármacos, en Europa- en pequeñas articulaciones, algo que se relizaba en servicios de traumatología o reumatología extrapolando los datos aportados en grandes articulaciones, como la rodilla fundamentalmente. En este Sawitzke et al comparan en Finger osteoArthritis Chondroitin Treatment Study (FACTS), un ensayo clinico aleatorizado a doble ciego (ECA) con el que evaluar el efecto del condroitín sulfato en la artrosis de la mano en el Annals of the Rheumatic Diseases encontrando a los dos años mejoría clínica – mejoría del dolor según una escala analógica del dolor, y de la función -. En 162 pacientes mayores de 40 años con signos radiológicos de osteoartritis en las manos y dolor moderado – al menos 40/100 mm de una escala analógica visual- con impotencia funcional (6 sobre una escala de Functional Index for Hand Osteoarthritis scale –FIHOA- entre 0-30), durante al menos 12 meses, de tal modo que durante 6 meses los 80 pacientes que recibieron condroitín sulfato (800 mg) y el resto placebo una vez al día demostraron una mejoría significativa en el dolor en comparación con el placebo según una escala analógica visual (−8.7 mm; P = .02), la función según la FIHOA (−2.14; P = .008) y la rigidez matutina. Si bien es cierto que la diferencia en la reducción del dolor entre ambos grupos a los 6 meses fue de , −20.0 mm en el grupo del condroitín sulfato frente a −11.3 mm del grupo placebo, dando un saldo neto de f −8.7 mm que fue estadísticamente significativo.
Si bien es cierto que el estudio se hizo por intención de tratar no hubieron diferencias en el consumo de paracetamol entre los dos grupos estudiados. Se concluye que el condroitín sulfato mejora el dolor y la función de la mano artrósica sin efectos adversos significativos.
Dejando de lado ideas preconcebidas sobre este tipo de sustancias creados por los distintos metanálisis que analizan sus efectos en grandes articulaciones que muestran mejorías muy discretas de estos “suplementos dietéticos” al cabo del tiempo, en este trabajo se abunda aún más en su efecto al cabo de 3 meses (dolor y funcionalidad) frente al efecto inmediato de los AINEs. La pregunta al cabo del tiempo es si esta mejoría se traduciría en una disminución en el consumo de analgésicos y de AINES pues no lo hace al parecer en el paracetamol y los AINEs no se utilizaron en este estudio.
Sea como fuere y tal como comentamos en anteriores post, los SYSADOA - Symptomatic Slow Acting Drugs for OsteoArtritis-, o fármacos sintomáticos de acción lenta para la artrosis han mostrado sus beneficios en la artrosis a largo plazo en la artrosis en general, la pregunta es si estas mejorías son clínicamente relevantes al precio que la sociedad está dispuesta a pagar, habida cuenta que son sufragadas por el erario público (prescripciones incluídas en la seguridad social), pues en el distinto consumo de estas sustancias entre EEUU y Europa se le achaca a la distinta clasificación, según se considere suplemento dietético o fármaco, según se lo pague uno mismo o lo sufrage la empresa sanitaria.

Symptomatic effect of chondroitin sulfate 4&6 in hand osteoarthritis the finger osteoarthritis chondroitin treatment study (FACTS). Arthritis Rheum. 2011 Sep 6. doi: 10.1002/art.30574. [Epub ahead of print].

sábado, 10 de septiembre de 2011

Las tribulaciones del estudiante Törless, de Robert Musil

Las tribulaciones del estudiante Törless, de Robert Musil

Un libro antiguo con una temática moderna tratada de forma literaria. Narra las tribulaciones, como su título indica, de un muchacho en un internado de principio de siglo. Sus inquietudes, dudas, temores, el despertar de la identidad sexual. Las relaciones con sus compañeros, el sadismo colectivo frente a lo diferente, el despertar de las preguntas sin contestación.... Un libro interesante, muy bien escrito, que sin ser apasionante, te deja un buen regusto.

“De pronto, un pensamiento se le metió por todo el cuerpo. ¿Son también así los mayores, los maduros? ¿Es así el mundo? ¿Hay una ley general según la cual en nosotros existe algo más fuerte, más grande, más hermoso, más apasionado, más oscuro, que nosotros mismos? ¿Tan poco poder tenemos que sembramos, sin objeto, millares de semillas hasta que, de pronto, una de ellas surge como oscura llama y nos trasciende, y va mucho más allá que nosotros?...En cada nervio del cuerpo se agitaba un impaciente “si” como respuesta” pag 137

RBA editores 1996

miércoles, 7 de septiembre de 2011

La difícil relación entre el ejercicio físico y el peso corporal


La difícil relación entre el ejercicio físico y el peso corporal

El ejercicio físico es fundamental en la prevención y tratamiento de la diabetes tipo 2 (DM2), pues existen multitud de estudios que así lo confirman y nos lo recuerda el consenso de Exercise and Type 2 Diabetes de la American College of Sports Medicine (ACSM) and the American Diabetes Association (ADA). El ejercicio ayuda a disminuir la insulinoresistencia, a controlar la TA, el control metabólico –discretamente, como vimos recientemente en el blog de la redGDPS-, los lípidos y a disminuir la mortalidad. Sin embargo, el esfuerzo personal para conseguir estos beneficios significa una actividad diaria de al menos 30 minutos mantenido en el tiempo, que se pierden a los pocos días de cesar la actividad., de tal modo que como han demostrado diversos estudios en prevención en prediabéticos, la tasa de cumplimiento en el tiempo es más bien modesta tirando a baja. Por otro lado, su relación con las calorías gastadas, y por tanto su traducción en reducción del peso, es reducida.
Recientemente comentamos en el blog de la redGDPS como los efectos del ejercicio -30 minutos de ejercicio (caminar rápido) al menos 5 días por semana- sobre una dieta bien estructurada en relación a la glicemia, la TA, los lípidos, la insulinoresistencia, y la secreción insulínica en pacientes DM2 recién diagnosticados eran más bien modestos, en el Early Activity in Diabetes (Early ACTID).
Un reciente metanálisis sobre ensayos clínicos aleatorizados que evaluó la eficacia del ejercicio aeoróbico en pacientes obesos o con sobrepeso mostró en 14 ECAs y 1847 pacientes como los programas de 6 meses de duración se asociaban a una escasa reducción del peso (diferencias medias de peso −1.6 kg; IC 95%, −1.64 y −1.56) y ligeras reducciones en la perímetro abdominal
(−2.12 cm; IC 95% , −2.81 y −1.44). Lo que demuestra que programas de ejercicio aeróbico entre moderado e intenso solo inducen pequeñas reducciones del peso y de la circunferencia abdominal en población con sobrepeso, de tal modo que se puede afirmar que no es efectivo como única actuación a realizar en pacientes que desean perder peso. Es muy gráfico en este sentido las presentaciones del PORTION DISTORTION en las que se ven las equivalencias entre la ingesta de ciertos alimentos con el tiempo y la cantidad de ejercicio físico que hemos de realizar para gastar este exceso de calorías.
Por otro lado, no todo es negativo, en un estudio observacional, también reciente – de agosto- en Taiwan por Xifeng Wu et al y publicado en Lancet sobre 416,175 personas evaluadas entre el 1996 y 2008 según un programa de cribado poblacional, mostró como el ejercicio físico entre moderado o bajo, independientemente de sus modestas acciones a otros niveles, es capaz por sí solo de disminuir la morbimortalidad, destacando que la mínima cantidad de tiempo dedicada a un ejercicio diariamente de intensidad moderada o intensa para influir en la mortalidad sería de 15 minutos diarios. O sea que aparecerían antes de llegar a los 150 minutos por semana, el límite que hasta el momento parecían mostrar los estudios previos. Eso sí, por cada 15 minutos adicionales se asoció a una reducción del riesgo de todas las causas de mortalidad del 4% (IC 95% , 2.5 - 7.0) y por el cáncer de un 1% (IC 95% , 0.3 - 4.5).
Por ello, independientemente de su modesta contribución en el peso, el ejercicio es importante para la salud

--- Exercise and Type 2 Diabetes: American College of Sports Medicine and the American Diabetes Association: Joint Position Statement Medicine & Science in Sports & Exercise:
December 2010 - Volume 42 - Issue 12 - pp 2282-2303



---Andrews RC, Cooper AR, Montgomery AA, Norcross AJ, Peters TJ, Sharp DJ, Jackson N, Fitzsimons K, Bright J, Coulman K, England CY, Gorton J, McLenaghan A, Paxton E, Polet A, Thompson C, Dayan CM. Diet or diet plus physical activity versus usual care in patients with newly diagnosed type 2 diabetes: the Early ACTID randomised controlled trial. Lancet. 2011 Jul 9;378(9786):129-39. Epub 2011 Jun 24


-Isolated Aerobic Exercise and Weight Loss: A Systematic Review and Meta-Analysis of Randomized Controlled Trials. The American Journal of Medicine
Volume 124, Issue 8 , Pages 747-755, August 2011


-L as presentaciones de PORTION DISTORTION que podéis encontrar en el link
http://hp2010.nhlbihin.net/portion/

- Wen CP, Wai JP, Tsai MK, Yang YC, Cheng TY, Lee MC, Chan HT, Tsao CK, Tsai SP, Wu X
Minimum amount of physical activity for reduced mortality and extended life expectancy: a prospective cohort study. Lancet. 2011 Aug 14. [Epub ahead of print]

lunes, 5 de septiembre de 2011

No mejora la visión de la práctica generalista

No mejora la visión de la práctica generalista

Un reciente estudio y editorial acompañante del BMJ vuelve a incidir sobre la dificultad de mantener al médico del primer nivel como centro del sistema sanitario y que este tenga los conocimientos, aptitudes y habilidades necesarias para realizar dicho cometido. El principal problema que señala es la problemática para captar a estudiantes o médicos en formación que quieran dedicarse a la práctica generalista (medicina interna-MI-, en este caso). El estudio que da pie a estas reflexiones muestra que si bien existen mayor predisposición a optar por la MI, los recién graduados en EEUU son conscientes de que es la opción que más carga laboral y stress genera al médico. En las dos encuestas que dan pie al estudio pasan de un 57% a un 33% (P inferior 0.001). Al tiempo que disminuye la satisfacción entre las dos encuestas (78% vs 38%, P inferior .001). Algo que por otra parte no difieren de estudios que con respecto a la medicina de familia se ha realizado en Inglaterra, Nueva Zelanda, Canadá o Australia. La opción en medicina familiar es una salida laboral factible pero no es bien acogida por distintas razones que van desde la carga de trabajo, las retribuciones (inferiores a los especialistas), el tiempo dedicado, la flexibilidad del horario, la falta de trabajo en equipo, las oportunidades de promoción laboral, la conciliación con la vida familiar etc…
Como es conocido en nuestro país la especialidad de MF/MG en el examen MIR es elegida en los últimos lugares, quedando la impresión que se elige más como la última posibilidad de especializarse, como un mal menor, que como una verdadera opción vocacional. Por otro lado, si en otros países existen diferencias en el sueldo que decantan las preferencias hacia la práctica especialista, esta no es la situación en España, sin embargo, en nuestro país se ve como una labor profundamente burocratizada a caballo entre portero del sistema y secretario de la especializada, algo que no crean buenas expectativas a los futuros MIRes.

Schwartz MD, Durning S, Linzer M, Hauer KE. Changes in medical students’ views of internal medicine careers from 1990 to 2007. Arch Intern Med 2011;171:744-9.



Stephen Trumble, The future of the primary medical workforce. Editorial BMJ 2011; 343:d5006 doi: 10.1136/bmj.d5006 (Published 22 August 2011)
Cite this as: BMJ 2011; 343:d5006


jueves, 1 de septiembre de 2011

Por qué ganaron los aliados, de Richard Overy

Por qué ganaron los aliados, de Richard Overy

Puede sorprender que mi libro del verano haya sido un libro de historia. Sin embargo, no sorprende si este, aunque narra hechos históricos lo hace desde distintas perspectivas, no solo cronológicas y que su lectura es atractiva, e incluso diría yo que cautivadora. El libro de Richard Overy tiene todo esto distribuido en temáticas diversas. Desde las causas, la importancia del frente soviético, la guerra en el mar, el valor de la economía de guerra, la personalidad de los principales líderes, los aspectos morales, la represión, el papel de la energía (el petróleo) etc..
Se hace hincapié en el papel – a veces desdibujado- del enorme esfuerzo personal de la participación soviética (invasión con 20 millones de muertos), frente a un EEUU que no sufrió ningún ataque en su territorio, o las 70.000 bajas civiles inglesas.. Una guerra que perdieron los alemanes en Rusia (batallas de Estingrado y Kurk) y en la que el segundo frente (verano del 1944), reclamado por los soviéticos a los aliados occidentales se hizo de rogar (pag 379), aunque estos últimos se han llevado el mérito histórico-mediático. Un libro interesante que a la vez que entretiene te informa inteligentemente.

Algunos párrafos ilustrativos:

“En 1940, los gastos militares representaron solo el 2 por ciento del producto nacional. La debilidad militar era consecuencia del aislamiento tanto geográfico como político. El público estadounidense mostraba una hostilidad profunda a la guerra y el militarismo. En 1937, el Congreso aprobó leyes exhaustivas sobre neutralidad cuyos objetivos eran evitar que Estados Unidos interviniese en guerras ajenas y limitar el comercio y la producción de armas. Muchos estadounidenses lamentaban la intervención del 1917 y estaban decididos a no cometer el mismo error dos veces.” Pag 256

“ De la industria estadounidense salieron casi dos tercios de todo el material militar que los aliados produjeron durante el conflicto: doscientos noventa y siete mil aviones, ciento noventa y tres mil piezas de artillería, ochenta y seis mil carros de combate, y dos millones de caminos pare el ejercito. En cuatro años la producción industrial estadounidense , que ya era la mayor del mundo, se multiplicó por dos. Pag 257.

“Tan imprescindibles era el petróleo para la industria y la guerra modernas que los estados del Eje estaban dispuestos a luchar por controlarlo. La decisión japonesa de atacar Estados Unidos y Gran Bretaña en 1941 fue le resultado forzoso de un embargo de petróleo que dejó a Japón sin el 90 por ciento de sus suministros. El blanco principal de los soldados y marineros japoneses , en el avance hacia el sur eran los valiosos yacimientos petrolíferos de Borneo, Java, Sumatra y Birmania que producían más de los suficiente para satisfacer todas las necesidades militares japonesas. En 1942, Hitler penetró en el sur de Rusia , desoyendo los consejos de sus generales, con el fin de llegar a los yacimientos de Cáucaso...” pag 301-2

“A pesar de todo, el margen entre la victoria y la derrota fue a menudo tan escaso que las teorías generales paracen fuera de lugar. Las batallas no se deciden de antemano. Si fuera así , nadie se tomaría la molestia de librarlas. La decisiva batalla de Midway se ganó porque de los centenares de bombas que arrojaron los estadounidenses, diez dieron en el blanco. La victoria de el Atlántico llegó con la introducción de un número reducido de aviones dotados de gran autonomía de vuelo... pag 412

“Las armas atómicas no ganaron la guerra, toda vez que llegaron demasiado tarde para afectar a los resultados, Japón estaba a punto de rendirse cuando se usaron las dos bombas disponibles. El triunfo técnico fue un ejemplo de que, en el caso de los aliados occidentales, existía un vículo íntimo entre la tecnología y la guerra. La contienda aceleró el avance de la técnica y puso las armas de la guerra fría al alcance de las potencias, pero ningún Estado, ni siquiera los más ricos, logró llevar a cabo una transformación radical de la tecnología militar antes del 1945. La guerra se ganó con carros de combate, aviones, artillería y submarinos, las armas con las que se empezó. (pag 319)
Ed Fábula Tusquest editores 2011