lunes, 13 de marzo de 2017

A favor del antiguo Hospital Verge del Toro

A favor del antiguo Hospital Verge del Toro

En el mundo actual en el que se tiene pocos hijos y éstos al final acaban residiendo donde está el trabajo es fácil pensar que acabaremos nuestros últimos días en una residencia, en un geriátrico. Algo que cada día es más frecuente y en la actualidad es  habitual en países del norte de Europa.
Llegar a residir en una residencia geriátrica tiene que ver con muchos factores, pero existe uno principal que aglutina a todos los demás, que al final no somos capaces de cuidar de nosotros mismos.
Podemos ser “válidos”, por que tenemos movilidad,  pero está claro que si estamos en una residencia es  que no somos del todo  capaces de administrar nuestra vida y estamos a riesgo de caer en lo que se llama la situación de dependencia. El estado previo a éste es el que en geriatría se llama “fragilidad”. El “anciano frágil” tiene unas especiales características que hacen que deba ser tratado de manera distinta para evitar el siguiente estadio.
Y esto nos lleva a nuestra antigua Residencia Sanitaria. El verano pasado visité una residencia geriátrica en el Ferrol (a Coruña), fuimos a visitar a un tío de mi mujer. El familiar nos enseñó la residencia, el dormitorio, las estancias comunes…los comedores por planta…su habitación se encontraba en el 5º piso, sin ser esto un inconveniente para él. Un rápido ascensor y ya se encontraba en el hall y de ahí a la calle.  Por esto no acabo de entender este prurito por las estructuras verticales, cuando para los pacientes frágiles (todas las personas de los geriátricos por definición los son, si no son dependientes) es mejor poder acceder a un ascensor cercano que recorrer pasillos interminables. Y más coste-efectivo; es más económico y funcional a nivel de personal controlar un edificio de plantas (todo con sus límites) que uno extenso de una sola. Para los pacientes dependientes lógicamente no existe diferencia en cuanto a la estructuras, pero se beneficiaran de aquellas en donde el personal sanitario se encuentre más cerca.
Nuestro antiguo Hospital Verge del Toro tiene una estructura que se adapta a estos requerimientos de las personas mayores y  nos ofrece una oportunidad que posiblemente no se da, ni se dará en el resto de España, un edificio sanitario que al parecer goza de buena salud, bien situado y al lado de un Centro de Salud (CS).
Además, al margen de dar utilidad a un edificio que es parte de nuestro patrimonio arquitectónico, es un edificio aislado, pero unido, o conectado con el CS de su mismo nombre lo que le da una ventaja añadida para los médicos de este centro de poder visitar a sus enfermos si tener que salir a la calle. Incluso, si se quiere, se pueda plantear la posibilidad de ingreso de pacientes ancianos o crear plantas de medicina familiar como en otros países.
Su ubicación hace que no tenga aglomeraciones de personas (incluso con el CS al lado), ni de edificios,  ni de coches,  pues al encontrarse en la periferia de Mahón y de ser un edificio único, le hace estar lejos y al mismo tiempo cerca del centro urbano, pero eso sí, a suficiente distancia de los tumultos, algo especialmente útil para las personas mayores.
El hecho de encontrarse enfrente del puerto, al margen de proveerle de una luz y unas vistas inmejorables,  permite que  las personas mayores puedan pasear sin especiales problemas, habida cuenta que es una zona, la de encima del puerto, que está especialmente cuidada en este sentido. A su vez, cuenta con un parking cercano por lo que le hace especialmente accesible a los familiares. En fin, una “perita en dulce” que no se debe dejar escapar.
No puedo finalizar este escrito sin hacer referencia a la posibilidad de que el edificio “Socio-sanitario” se pudiera ubicar en algunos de los antiguos Cuarteles de Es Castell (C de Ingenieros). No cabe duda que no es mala idea, pues daríamos utilidad a algunos de nuestros edificios históricos, que al margen de proveernos de mucho espacio, menos plantas, más horizontalidad,  tienen una ubicación perfecta (en frente de la explanada); sin embargo, delante de una estructura sanitaria ad hoc y aprovechable como es el antiguo Hospital Verge del Toro, creo que se debe optar por éste último como primera alternativa. Es mi opinión.

mateu seguí díaz
médico de familia

Seguí Díaz M. A favor del antiguo Hospital Verge del Toro. Diari Menorca. 08-03-2017: 18  http://menorca.info/