domingo, 2 de octubre de 2016

Sobre la posibilidad de que los móviles produzcan cáncer

Sobre la posibilidad de que los móviles produzcan cáncer

Leía que quien no esté en facebook y no utilice el whatsapp no existe. Pocos son los ciudadanos en la actualidad que no tienen móvil, estos serían realmente los virtuales. Yo me encontraría a caballo entre los dos, no tengo ni una cosa ni otra y el móvil no viene conmigo a todas partes, solo para el trabajo y urgencias familiares, valoro mi individualidad.
Digo esto, por que puede parecer raro llegar alguna conclusión en el tema que nos ocupa pues todo el mundo tiene y utiliza el móvil. Y este es el problema, con quien se compara. ¿Podría hacerse un ensayo clínico con dos grupos, uno que tiene móvil y otro que no durante al menos 10 años (tiempo para determinar las diferencias en el cáncer)?. Algo que sería dificil, muy complicado.
Sin embargo, la utilización generalizada de los teléfonos móviles ha hecho que se realicen estudios poblacionales  sobre sus efectos sobre la salud. La influencia de las ondas electromagnética sobre el ser humano han sido bien estudiadas, pero los efectos de la telefonía móvil, aún su amplia utilización, son, por lo dicho, aún inciertos. Por ello, es un tema que sigo desde hace años en mi blog personal.
El INTERPHONE Study en el  2010 no encontró de manera clara que la utilización de la telefonía móvil afectara al riesgo de padecer tumores cerebrales como el glioma o el meningioma, sin embargo dio pie a que un año más tarde la International Agency for Research on Cancer (IARC) afirmara que los teléfonos móviles “podrían ser” carcinogéncos. Sin embargo, una vez evaluados modelos animales experimentales por este organismo se acordó que las radiaciones por si solas no son capaces de genera cáncer pero podrían tener propiedades co-carcinogénicas, o sea que si existe otro factor que lo produzca (sustancias químicas), o alteraciones genéticas,..  las radiaciones ayudarían a aumentar este riesgo. Por ejemplo, no se sabe si el tabaco (un carcinógeno) o las radiaciones ultravioletas (otro) podrían añadir algo a este riesgo. Con todo, se apuntó que el riesgo es muy pequeño.
Un estudio de  Benson VS et al  ya hace algún tiempo valoró la incidencia de tumores del sistema nervioso central (SNC) y tumores en general en un grupo de  mujeres seguidas durante mucho tiempo del Million Women Study en UK,  concluyendo que la telefonía móvil no estaba asociada a mayor riesgo presentar de tumores cerebrales, salvo el del neurinoma del acústico. Otro estudio de  Carlberg M et al en el 2013 pero con un diseño más experimental  (caso-control y con cuestionario sobre la utilización de móviles), tampoco demostró que aumentaran el riesgo.
Sin embargo, un estudio sueco de Lennart Hardell et al de hace un par de años, analizó dos estudios caso-control sobre tumores en pacientes (1498) diagnosticados entre los años 1997-2003  y 2007-9, y mostró como la utilización de los móviles más de un año aumentó globalmente el riesgo de padecer glioma (odds ratio -OR- 1,3), llegando a un OR de 3 si llevaban más de 25 años de utilización. Según éste estudio por cada 100 horas de uso acumulado aumentaría el riesgo.
Según éste, el riego de padecer un glioma aumentaría si se empieza a utilizar el móvil antes de los 20 años frente a hacerlo más tarde.  La utilización de móvil o del teléfono inalambrico durante más de 25 años triplicaría  el riesgo relativo (el riesgo en general es muy bajo en la población general) de presentar un glioma  y que este riesgo se elevaría si se empezó antes de los 20 años.
Se recomendaría, por tanto, utilizar  dispositivos de manos libres o altavoces, o escribir mensajes de textos más que ponerse el teléfono en el oído. En personas jóvenes es mejor escribir que escuchar, pues las ondas electromagnéticas pasan con más rapidez (mayor conductivilidad) en cráneos en formación.
En este aspecto, se apunta que los  los móviles de tercera generación (3G) podrían tener mayores efectos biológicos al generar unas ondas con mayor banda.
Un problema añadido a la comercialización de los nuevos móviles que con la pretensión de ser resistentes al agua no tiene la posibilidad de llevar auriculares.
Con todo, repito, el riesgo de presentar un tumor por la utilización del móvil sigue siendo en el peor de los casos muy pequeño, y en el mejor, inexistente.

mateu seguí díaz
médico de familia

Seguí Díaz M. Sobre la posibilidad de que los móviles produzcan cáncer. . Diari Menorca.26-09-2016: 15  http://menorca.info/


INTERPHONE Study Group. Brain tumour risk in relation to mobile telephone use: results of the INTERPHONE international case-control study. Int J Epidemiol. 2010 Jun;39(3):675-94. doi: 10.1093/ije/dyq079. Epub 2010 May 17.

Benson VS, Pirie K, Schüz J, Reeves GK, Beral V, Green J; Million Women Study Collaborators.
Mobile phone use and risk of brain neoplasms and other cancers: prospective study.
Int J Epidemiol. 2013 Jun;42(3):792-802. doi: 10.1093/ije/dyt072. Epub 2013 May 8.

Carlberg M, Söderqvist F, Hansson Mild K, Hardell L.Meningioma patients diagnosed 2007--2009 and the association with use of mobile and cordless phones: a case--control study.
Environ Health. 2013 Jul 19;12(1):60. [Epub ahead of print]

Lennart Hardell, , Michael Carlberg Mobile phone and cordless phone use and the risk for glioma – Analysis of pooled case-control studies in Sweden, 1997–2003 and 2007–2009. Pathophysiology 2014