lunes, 11 de julio de 2016

El café también es capaz de prevenir el cáncer de colon

El café también es capaz de prevenir el cáncer de colon

Hace escasos días hablamos del café como alimento capaz de prevenir la cirrosis, así según el metanálisis de Kennedy OJ et al el riesgo relativo  (RR) de cirrosis por incremento diario en dos tazas de café fue del 0,56 (IC 95% 0,44-0,68, I 2 83,3%). Pero, ya sabíamos que al ser efectivo sobre la insulinoresistencia era capaz de actuar sobre el hígado graso, y la diabetes tipo 2 (DM2). 
Los componentes bioactivos del café, sean compuestos fenólicos (ácido caféico), diterpenos (cafestol, kahweol), melanoidinas, aminoácidos, vitaminas (tipo B, C ), y la cafeína, actuarían sobre la fisiología del colon, pero al ser  antioxidantes actuarían en el estres oxidativo, la inflamación y el cáncer. A su vez los efectos antimutagénicos, de reducción de la secreción de ácidos biliares, de mejoría de la movilidad intestinal y los cambios en la microbiota intestinal estarían relacionados también con sus efectos a nivel intestinal.
Su acción sobre el cáncer de colo-rectal (CCR), sin embargo, no quedaba clara.
El estudio caso-control de base poblacional Molecular Epidemiology of Colorectal Cancer (MECC) investigó la asociación entre el consumo de café y el riesgo de  CCR en 5.145 casos y 4.097 controles del norte de Israel. Se evaluó la asociación según el tipo de café (cafeinado, descafeinado, hervido negro, expreso negro, instantáneo, y café filtrado), el lugar del CCR (colon o recto) y los subgrupos étnicos, fueran judíos  Ashkenazi (61,3%), Sefarditas (21,4%), o árabes (13,5%). Los datos sobre el consumo de café fueron recogidos por una entrevista utilizando un cuestionario alimentario semi-cuantitativo validado.
 Según éste el consumo de café se asoció con un 26% menos probabilidad de riesgo de desarrollar CCR, la odds ratio (OR) de consumidores frente a no consumidores de café de  0,74 (IC 95% 0,64–0,86; p inferior a 0,001). También existió una asociación inversa entre el café descafeinado OR, 0,82 (IC 95% 0,68–0,99; p = 0,04) y el café hervido (de cazuela -pota- o de calcetín) OR 0,82 (IC 95% 0,71–0,94; p = 0,004). 
Cuanto mayor fue el consumo de café menor riesgo de desarrollar CCR. Si se comparaba con menos de una consumición diaria, ingerir entre 1-2 al día el OR era de 0,78 (IC 95% 0,68–0,90; p inferior a 0,001), entre 2 y 2,5 consumiciones al día  OR, 0,59 (IC 95% 0,51–0,68; p inferior a 0,001) y si fueron más de 2,5 diarias el OR se redujo a 0,46 (IC 95% 0,39–0,54; p inferior a 0,001). Existió una tendencia dosis-respuesta (p tendencia inferior a 0,001) tanto en CCR en el colon como en el del recto.
Concluyen que el consumo de café está inversamente asociado con el riesgo de padecer CCR, existiendo un tendencia dosis /respuesta al consumo. O sea, que con todas sus limitaciones (estandarización de las porciones, pacientes con patologías intestinales...) estas conclusiones nos lleva a afirmar que  su consumo sería protector para esta patología.

Stephanie L. Schmit1, Hedy S. Rennert, Gad Rennert, and Stephen B. Gruber. Coffee Consumption and the Risk of Colorectal Cancer. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev. 2016;25:634-639