jueves, 21 de enero de 2016

La amenaza del virus del Zika.

La amenaza del virus del Zika.

No hace mucho hablamos de la Chikungunya como una enfermedad infecciosa, desconocida para nosotros, pero que de manera irremediable se expande más allá de las zonas donde habitualmente se detecta.  Vimos como era una enfermedad que dada su distribución y sintomatología puede confundirse con el dengue, con la ventaja que suele ser benigna. La infección se produce por la trasmisión de un virus a partir de la picadura de un mosquito hembra del tipo Aedes aegypti o Aedes albopictus, los mismos mosquitos, que justamente, transmiten el dengue, con el que puede confundirse. La realidad es que tanto en los mecanismos de trasmisión como por la sintomatología (más hemorrágica en el dengue) y pronóstico ambas enfermedades se parecen. En el dengue, por su parte, se está ensayando una vacuna de resultados prometedores en Brasil. Vacuna que protegería contra 4 serotipos del virus del dengue (60% de reducción de la enfermedad en niños) y sería útil para evitar formas graves que precisaran hospitalización.
Hoy hablamos de otra infección de una distribución, trasmisión y pronóstico parecido, que también preocupa a los organismos internacionales y sobre todo a las personas viven o que trasladan a sur América. Se trata del virus del Zika. 
Un virus originariamente de África y del sureste de Asia que ha generado un comportamiento epidémico en Brasil y del que se tienen noticias en México, y se teme se extienda de modo parecido a los virus comentados. Al igual que el Chikungunya y el dengue se tramite por la picadura de mosquitos del género Aedes.
Se trata de un flavivirus que como el virus del dengue y de la fiebre amarilla, cursa con fiebre, exantema, dolores articulares y conjuntivitis, de curso benigno y que raramente puede llevar a la muerte o a ser una enfermedad grave. O sea,  una sintomatología que podría ser confundida con la de estos otros virus y con el agravante que al ser esta de nuevo diagnóstico no es fácil practicar pruebas serológicas (PCR o anticuerpos).
El problema, sin embargo, y por el que se ha generado una  alarma sanitaria y social, es que es capaz de producir defectos congénitos, especialmente microcefalia en niños de mujeres embarazada.*
Las recomendaciones en las mujeres de aquellos países es protegerse de los mosquitos y a las que tengan que viajar allá tener en cuenta este riesgo si están o se quedan en gestación. 
Se recomendaría no viajar a 14 países que se encontrarían en alerta: Brasil, Colombia, El Salvador, Guayana Francesa, Guatemala, Haiti, Honduras, Martinica, Mejico, Panamá, Paraguay, Surinamed, Venezuela, y Puerto Rico.
Ante cualquier persona proveniente del centro o sur América con fiebre, exantema, y artromialgias, habrá que tener en cuenta este diagnóstico. Por lo pronto habrá que descartar, la chikungunya, el dengue y la fiebre amarilla.

* Un día después de escribir este post leemos que el Gobierno brasileño ya contabiliza 3.893 casos sospechosos de microcefalia y se cree que han fallecido 49 niños.

Hadinegoro SR, Arredondo-García JL, Capeding MR, et al; CYD-TDV Dengue Vaccine Working Group. Efficacy and long-term safety of a dengue vaccine in regions of endemic disease. N Engl J Med. 2015;373:1195-1206.

Centers for Disease Control and Prevention. Zika virus Acceso en  Diciembre del 2015.

Centers for Disease Control and Prevention. Mosquito bite prevention for travelers. 2015. http://www.cdc.gov/chikungunya/pdfs/fs_mosquito_bite_prevention_travelers.pdf

Centers for Disease Control and Prevention. Zika virus. For health care providers: diagnostic testing. 
Acceso en diciembre del 2015.

Paul G. Auwaerter, MD. From Aedes to Zika: Mosquito-borne Viruses a Growing Concern. Medscape 2016

Diez preguntas y respuestas sobre el virus zika.  Las claves de esta enfermedad, que transmiten los mosquitos y que puede provocar microcefalia en bebés y fetos. El PAIS 01-2016