jueves, 24 de octubre de 2019

Sigue la vigilancia sobre los efectos del cigarrillo electrónico

Sigue la vigilancia sobre los efectos del cigarrillo electrónico

Hace un par de meses hablamos sobre la alerta generada en los medios de comunicación por la defunción de un individuo de los 193 casos seguidos y relacionado por la utilización de los cigarrillos electrónicos. Un caso de  insuficiencia respiratoria grave  comunicado por los  US Centers for Disease Control and Prevention (CDC) y  difundido por diversas agencias y entre ellas Medscape Medical News.
La aprobación de los cigarrillos electrónicos en EEUU viene desde el 2007. El año pasado el 20,8% de estos dispositivos los utilizaban adolescentes, menos en los adultos (3,2%), encontrándose la más alta prevalencia entre los 18-24 años (7,6%). Más en varones que en mujeres
La alerta sobre esta epidemia mostró que se trataba de adolescentes o adultos jóvenes (17-38 años) y la mayoría varones, con un consumo de semanas y meses y una proporción con derivados del cannabis, el tetrahidrocannabinol (THC). Todos ellos presentaban un cuadro de insuficiencia respiratoria aguda, con fiebre, dificultar respiratoria, dolor torácico, pérdida de peso..y en algunos casos molestias intestinales leves (vómitos y diarrea) y astenia, con una Rx de Tórax con  imágenes de opacidades bilaterales  y en las TAC se observaban opacidades en cristal esmerilado difusas e incluso subpleurales. En todos los casos las pruebas (serologías..)  en enfermedades infecciosas fueron negativas. 
El hábito de vapear se realiza al inhalar aerosoles generados al calentar un líquido que contiene diversos aditivos, desde nicotina, saborizantes. Existen individuos que utilizan el sistema para inhalar THC.
Hoy comentamos un documento del CDC el  Morbidity and Mortality Weekly Report. (2019;68(39):860-864) que detalla la situación de esta epidemia hasta la fecha. Así a 24 de septiembre según la información de 46 estados de EEUU se han detectado 805 casos de daño pulmonar achacable a la utilización de cigarrillos electrónicos  o a  la práctica del vapeado. En esta serie inicial 69% fueron varones con una edad media de 23 años (13-72 años), de los cuales se han declarado hasta la fecha 12 fallecimientos confirmados (10 estados). 
De los 805 casos, 514 de los que se tuvo información de lo vapeando, el 76,9% utilizaron productos que contenían THC, y un 36% únicamente este compuesto; y 56,8% productos que contenían nicotina, y solo un 16% únicamente esta sustancia. Con todo, aun admitiendo que la sustancia química causante de la epidemia no se conoce se recomienda evitar el vapeando con productos que contentan THC.
El diagnóstico de daño pulmonar debido vapeo, se ha definido como:
1,- Historia de utilización de cigarrillos electrónicos, vapeo o sistemas inhalados con mariguana concentrada (“dabbing”) 90 días antes del inicio de los síntomas
2,- Pruebas de imagen sugestivas de daño pulmonar
3,- Ausencia de evidencias de causa infecciosa; o infecciones que no se crea que es la causa única del daño pulmonar
4,- Ausencia de otros diagnósticos posibles.
Por todo ello aconsejan evitar utilizar productos que contengan THC  y si se continua vapeando acudir al médico ante cualquier síntoma respiratorio agudo. A su vez se desaconseja utilizar estos instrumentos en personas jóvenes, mujeres embarazadas y por adultos que habitualmente no utilizan productos del tabaco.

Perrine CG et al  Characteristics of a Multistate Outbreak of Lung Injury Associated with E-cigarette Use, or Vaping - United States, 2019. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. (2019)

Morbidity and Mortality Weekly Report. 2019;68(39):860-864. © 2019 Centers for Disease Control and Prevention (CDC)

https://www.cdc.gov/tobacco/basic_information/e-cigarettes/severe-lung-disease/need-to-know/index.html

http://nationalacademies.org/hmd/reports/2017/health-effects-of-cannabis-and-cannabinoids.aspx.

CDC. Electronic Cigarettes


martes, 22 de octubre de 2019

Arenas movedizas, de Henning Mankell

Arenas movedizas, de Henning Mankell

Se trata de un libro de impresiones; de los últimos pensamientos del autor de la serie de novela negra del inspector Kurt Wallander, que en enero de 2014 comunicó que padecía cáncer. Unas memorias. Distintos momentos de su vida que le impresionaron o que le vinieron a la cabeza a partir del momento de esta brutal y vital noticia.
Pequeñas anécdotas que sin seguir un hilo cronológico hicieron recapacitar al autor. Una introspección sobre aspectos vitales que de alguna manera le marcaron. Las grandes preguntas filosóficas: de donde venimos, a donde vamos, si nos recordarán cuando hayamos muerto…se muestran en estas memorias que van desde la infancia, a los viajes, a  los distintos trabajos, los amigos, amores…
Un libro distinto que sin ser nostálgico evoca momentos reales emotivos y de alguna manera insólitos y que todos en alguna ocasión, aunque seguro que distintos, hemos vivido.
Interesante.

Maxi Tusquets ed. 2016




domingo, 13 de octubre de 2019

Estar sentado y ejercicio físico

Estar sentado y ejercicio físico

Nuestra sociedad occidental se pasa cada vez más tiempo sentada delante de pantallas. La modernidad significa tener que desplazarse menos para cubrir nuestras necesidades y con ello nos movemos menos. Desde el ordenador podemos solicitar cualquier cosa, desde hacer la compra diaria a realizar cualquier trámite. No es preciso salir de casa. Nuestras relaciones sociales cada vez más son a través del ordenador. Lo que parece una ventaja, vivir sin esfuerzo tiene la espada de Damocles de no movernos y con ello incrementar todas aquellas enfermedades derivadas del sedentarismo, desde metabólicas (obesidad, diabetes),  cardiovasculares (infarto de miocardio…), reumáticas (artropatías degenerativas…), oncológicas (cánceres..), neurológicas (demencia…)…y reducir nuestra esperanza de vida.
Una  encuesta poblacional americana clásica el Nutrition Examination Survey (NHANES) sobre datos de entre el 2015-16 en EEUU mostró como los adultos de dicho país están más de 8 horas diarias sentados. Un análisis reciente de Yang L et al sobre 51.896  individuos (50% mujeres) de la misma encuesta NHANES antes señalada, ha mostrado como la prevalencia de estar sentados viendo la televisión o videos al menos 2 horas diarias entre el 2015-16 fue del 62% en los niños, 59% en los adolescentes y un 65% en los adultos, llegando al 84% en los mayores de 65 años. Unas cifras que se mantuvieron estables con ligeras variaciones según la edad pero aumentando en mayores de 65 años. En cuanto al tiempo dedicado a la utilización del ordenador aumentó en los niños del 43% al 56% entre 2001-2016, algo menos en adolescentes (53 a 57%) pero se elevó en adultos del 29 al 50%. Es decir la tendencia es a empeorar. En general el tiempo que se permaneció sentado aumentó alrededor de una hora diaria entre adolescente y los adultos.
Sin embargo, un estudio realizado en Australia, en Nueva Gales del Sur sobre 149.077 personas y casi nueve años de seguimiento mostró como cambiar el estado sedente por una actividad física moderada o intensa en aquellos personas que se pasaban más de 6 horas sentados al día reducía el riesgo de muerte por causa cardiovascular por cada hora cambiada, es decir podría haber un efecto compensador. 
Stamatakis E et al vino a  respondernos a la cuestión de si un ejercicio entre moderado y vigoroso  podría compensar todo este tiempo de más que pasamos sentados. Según este equipo estar sentado se asoció con más mortalidad con una relación dosis/respuesta clara, pero solo en aquellos individuos que practicaban menos de 150 minutos a la semana de ejercicio entre moderado a intenso. Dejaban claro con ello que el estar sentado aumenta el riesgo de muerte sea por cualquier causa o por causa cardiovascular pero solo en individuos poco activos; así, realizar ejercicio compensa de alguna manera esta relación. Así que a moverse.

Mateu Seguí Díaz
Médico de familia
Es Castell

Seguí Díaz M. Estar sentado y ejercicio físico. Es Diari MENORCA. 22-08-2019:17
https://www.menorca.info/

Yang L, Cao C, Kantor ED, Nguyen LH, Zheng X, Park Y, Giovannucci EL, Matthews CE, Colditz GA, Cao Y.  Trends in Sedentary Behavior Among the US Population, 2001-2016. JAMA. 2019 Apr 23;321(16):1587-1597. doi: 10.1001/jama.2019.3636.

Stamatakis E, Gale J, Bauman A, Ekelund U, Hamer M, Ding D.  Sitting Time, Physical Activity, and Risk of Mortality in Adults. J Am Coll Cardiol. 2019 Apr 30;73(16):2062-2072. doi: 10.1016/j.jacc.2019.02.031.

Steve Stiles. How Much Physical Activity Offsets the Bad From Prolonged Sitting?. Medscape.
April 23, 2019


sábado, 5 de octubre de 2019

Los pimientos y el sistema nervioso central

Los pimientos y el sistema nervioso central

Hace unos años hablamos de los pimientos y la enfermedad de Parkinson (EP). Comentamos como las plantas solanáceas a las que pertenecen, como las patatas (Solanum tuberosum), el tomate (Solanum lycopersicum), la berenjena (Solanum melongena) y el tabaco (Nicotiana tabacum), tienen alcaloides como la capsaicina, la nicotina, los tropanos…
La nicotina es conocida por sus efectos perniciosos a nivel general al estar relacionada con el tabaco, pero vimos como además de encontrarse en la planta del tabaco se encuentra en pequeñas cantidades en las patatas, tomate y pimiento. La nicotina es un estimulante al tiempo que el responsable de la adicción al tabaco.
Se conoce que tiene algún efecto beneficioso pues se la ha relacionado inversamente con el riesgo de presentar EP. El estudio de Nielsen SS et al que comentamos evaluó en 490 individuos con EP frente a 644 controles el consumo de pimientos, tomates, jugo de tomate, y patatas durante la etapa adulta. El   resultando fue que la EP estuvo inversamente asociada con el consumo de solanáceas, riesgo relativo (RR) 0,81 (IC 95% 0,65–1,01) una vez por día, pero no por el consumo de otros vegetales RR 1,00 (IC 95% 0,92–1,10).
Se concluía que comer pimientos de dos a cuatro veces por semana está asociada significativamente con un 30% de reducción del riesgo de EP,  RR 0,70 (IC 95% 0,50-1,00). Siendo este efecto mayor en aquellos que nunca habían consumido tabaco o que habían fumado menos de 10 años.

Sin embargo, hoy hablamos del otro componente alcaloide de las solanáceas, de la capsaicina, la sustancia que da el sabor picante a las comidas, sirve para conservarlos, para enmascarar el sabor (alimentos mal conservados) y para aumentar la sensación de saciedad. Propiedades muy interesantes en países en vías de desarrollo. Sin embargo, es una sustancia que se utiliza a nivel tópico como analgésico, pero de la que se ha sugerido de su posible influencia en el cerebro, sobre la cognición, sobre la demencia.

Sobre la demencia hemos hablado en ocasiones señalando que aún no conociendo su causa existen factores de riesgo relacionados con la hipertensión arterial (HTA), la obesidad, el tabaquismo, la diabetes (DM), la depresión, la inactividad, y el poco nivel cultural o intelectual.
Sobre los factores alimentarios se había postulado que los pimientos picantes (mayor capsaicina), sobre todo en zonas donde se consume habitualmente (Asia) estaba inversamente relacionado con la mortalidad (MCC), la obesidad, la HTA y la demencia.
Estudios en animales el papel de la capsaicina sobre la cognición ha dado resultados poco concluyentes, sin embargo existen estudios contradictorios en humanos, yendo desde que ésta sustancia tendría efectos beneficiosos a otros que podría ser neurotóxica. Es por tanto un tema no aclarado.
Se conoce un estudio transversal realizado por Liu et al que mostró como la ingesta de capsaicina estaba asociada positivamente con la función cognitiva tanto en la edad media como en los ancianos chinos. Sin embargo, el hecho que la ingesta de chile (el pimiento evaluado) pueda influir en el peso y la presión arterial (PA), se cree que pudiera haber sesgado los resultados.

El estudio que comentamos evalúa  la asociación lineal entre la ingesta de pimiento picante (Chile) y la función cognitiva en individuos adultos utilizando datos de la encuesta  China Health and Nutrition Survey (CHNS) recogidos durante 15 años (1989-2011). Evalúan también la interacción entre su consumo, el índice de masa corporal (IMC) y la HTA en relación a la cognición, con la que evitar los sesgos del estudio de Liu et al.
Se estudiaron a 4852 individuos (2309 varones y 2543 mujeres, edad media de 63,4 ± 7,7 ) mediante test cognitivos entre el 1997 y el 2006, de todos ellos 3.302 completaron el cribado cognitivo en al menos dos encuestas. La encuesta dietética evaluó la ingesta alimentaria durante tres días durante visitas domiciliares en cada encuesta.
Según éste estudio el consumo de chile, al contrario de lo que pudiera pensarse, ajustado por factores sociodemográficos, y de estilos de vida, está inversamente relacionado con la función cognitiva en esta población; de tal modo que una dosis acumulada de 50 gr diarios tiene un coeficiente de regresión (IC 95%) en la función cognitiva de −1,13 (−1,71–0,54).
En comparación con los individuos que no consumían chile, aquellos que consumían más de 50 gr por día tuvieron un riesgo, en forma de odds ratio (OR) de 2,12 (IC 95% 1,63–2,77) para la mala memoria autoreferida y un OR de 1,56(IC 95% 1,23–1,97) para la pérdida de memoria autoreferida.
La asociación entre la ingesta de chile y la alteración cognitiva fue mayor entre aquellos con bajo IMC.
La conclusión es que la ingesta de picante en forma de chile está asociado de una manera clara con el declinar cognitivo en individuos chinos de uno u otro sexo. Algo que contradice estudios previos y explicaciones fisiopatológicas. Habrá que esperar a nuevos estudios para podernos hacer una idea clara de este alimento tan utilizado como condimento en nuestras cocinas. Con todo, la mejor recomendación es comerlo con moderación.

Shi Z, El-Obeid T, Riley M, Li M4, Page A, Liu J. High Chili Intake and Cognitive Function among 4582 Adults: An Open Cohort Study over 15 Years. Nutrients. 2019 May 27;11(5). pii: E1183. doi: 10.3390/nu11051183.

Liu CH, Bu XL, Wang J, Zhang T, Xiang Y, Shen LL, Wang QH, Deng B, Wang X, Zhu C, Yao XQ, Zhang M, Zhou HD, Wang YJ. The Associations between a Capsaicin-Rich Diet and Blood Amyloid-β Levels and Cognitive Function. J Alzheimers Dis. 2016 Apr 8;52(3):1081-8. doi: 10.3233/JAD-151079.

Nielsen SS, Franklin GM, Longstreth WT, Swanson PD, Checkoway H. Nicotine from edible Solanaceae and risk of Parkinson disease. Ann Neurol. 2013 May 9. doi: 10.1002/ana.23884. [Epub ahead of print]

miércoles, 2 de octubre de 2019

Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie de Juan Eslava Galán

Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie de Juan Eslava Galán

Tras asistir a la proyección de la película “mientras dure la guerra” de Alejandro Amenabar y en espera de la ya inminente exhumación de Francisco Franco no está de más comentar otro libro de la guerra civil, por cuanto aún hoy tras 80 años de su finalización aún parece que sigue estando viva.
La película “mientras dure la guerra”, recomendable desde mi punto de vista pues da una visión distinta aún no del todo veraz, tal como dicen los críticos, recuerda al libro de Juan Eslava Galán en sus diálogos, quedando la sensación han sido que han extraídos de este. Y  lo digo así pues el libro “Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie” más que una historia al uso es un libro intermedio entre la novela histórica y un libro de historia asequible para cualquier profano. De ahí su éxito. Se coge y no se suelta hasta que se ha acabado.
Es distinto de otros libros ya comentados en este blog como el de ¿Por qué la República perdió la guerra? de Stanley George Payne, que aunque más académicos, u otros de Pierre Vilar, Hugh Thomas…les falta el aspecto narrativo que Juan Eslava Galán le sabe dar, pues en aquellos la cantidad de datos y detalles hacen que sean menos atractivos para el gran público.
Si que es cierto, como la película de Amenabar, introduzca en el relato de la historia diálogos no del todo fundamentados y mitificados a partir del libro de Hugh Thomas, «The Spanish Civil War» (cuya traducción tuvo errores intencionados, según señalan),  como el famoso discurso de Miguel de Unamuno en el paraninfo de la Universidad de Salamanca  frente al general Millán Astray, y que fundamenta en buena medida la película.
Un libro imprescindible.

Editorial: PLANETA 2019