domingo, 31 de julio de 2016

Historia de un canalla, de Julia Navarro

Historia de un canalla, de Julia Navarro

Historia larga y tediosa, con continuos giros literarios del personaje sobre lo que hubiera podido ocurrir si hubiera actuado de otra manera, que se hace cansado. El argumento no da más de sí para estas casi 600 páginas que te hace continuamente dejarlo, máxime cuando la estructura del libro con capítulos excesivamente extensos lo empeore. En mi caso lo leí en dos tandas, con un libro y autor garantizado como es Eduardo Mendoza, que ya comenté anteriormente.
Sorprende este libro con los anteriores de esta autora (cuatro comentados en este blog) que coincide en su extensión pero no en su contenido y estilo.
Sinceramente yo no lo empezaría.

Historia de un canalla. PLAZA & JANÉS, Febrero 2016

domingo, 24 de julio de 2016

Efectos neuropsiquiátricos de la vareniclina, bupropion y los parches de nicotina en la deshabituación tabáquica

Efectos neuropsiquiátricos de la vareniclina, bupropion y los parches de nicotina en la deshabituación tabáquica

Hoy tratamos el tema de la posible sintomatología psiquiátrica producida  por la medicación para el tratamiento de la dependencia tabáquica: la vareniclina y el bupropion. Las diferencias frente a la terapia sustitutiva con nicotina no están del todo evaluadas, sobre todo cuando se refieren a pacientes con alteraciones psiquiátricas previas. 
El post que hacemos comenta un artículo seguridad al respecto, a instancias de la US Food and Drug Administration (FDA), realizado en 16 países entre 2011-15 sobre 8.114 fumadores,  a los efectos de determinar las advertencias (black box ) sobre los efectos neuropsiquiatricos de la vareniclina y el bupropion, así evalua el riesgo de alteraciones neuropsiquiátricas y de eficacia de la vareniclina y el bupropion frente a los parches de nicotina o placebo en fumadores con o sin alteraciones psiquiátricas.
Se hizo un ensayo clínico a doble ciego (ECA), con tripe simulación, control mediante placebo o medicación activa (parches de nicotina 21 mg/día), vareniclina (1 mg/12 horas) y bupropión (150 mg/12 horas) durante 12 semanas y 12 semanas de seguimiento sin tratamiento. Se realizó en 140 centros sanitarios de 16 países entre noviembre del 2011 y enero del 2015. 
Los participantes con o sin alteraciones psiquiátricas fueron motivados a abandonar el tabaco recibiendo consejos breves en cada visita.
El objetivo primario fue la incidencia de eventos neuropsiquiátricos, fueran moderados o graves.
La abstinencia, como objetivo de la eficacia del tratamiento, fue confirmada bioquímicamente a las semanas 9 y 12. Los pacientes que recibieron tratamiento activo fueron evaluados según su seguridad y los aleatorizados según su eficacia.
Se estudiaron a 8.144 individuos que fueron aleatorizados, de modo que 4116 correspondieron a la cohorte con alteraciones psiquiátricas (4.074 en el análisis de seguridad) y 4.028 en la cohorte no psiquiátrica (3.984 en el análisis de seguridad).
En la cohorte no psiquiátrica, en 13 (1,3%) de 990 participantes del grupo de vareniclina se documentaron alteraciones neuropsiquiátricas,  en 22 (2,2%) de 989 del grupo de bupropion, en 25 (2,5%) de 1.006 del grupo de los parches de nicotina y en 24 (2,4%) de 999 del grupo placebo.
Las diferencias de riesgo (DR) de eventos neuropsiquiátricos moderados o graves en el grupo de vareniclina fue de -1,28 (IC 95% −2,40 a −0,15) y en el de bupropion −0,08 (IC 95% −1,37 a 1,21). A su vez la DR frente a los parches de nicotina fue de −1,07 (IC 95% −2,21 a 0,08) con la vareniclina y de 0,13 (IC 95% −1,19 a 1,45) con el bupropion.
En la cohorte psiquiátrica, por su parte, se documentaron alteraciones neuropsiquiátricas  moderadas o graves en 67 (6,5%) de 1026 participantes del grupo de vareniclina,  68 (6,7%) de 1017 del grupo de bupropion, 53 (5,2%) de 1016 del grupo de los parches de nicotina y  50 (4,9%) de 1015 del grupo placebo. La DR frente a placebo de la vareniclina fue de 1,59 (IC 95% −0,42 a 3,59) y de 1,78 (IC 95% −0,24 a 3,81) en el grupo de bupropión. Si la comparación se hizo con los parches de nicotina el DR fue de 1,22 (IC 95% −0,81 a 3,25) para la vareniclina y de 1,42 (IC 95% −0,63 a 3,46) para el bupropión. Descartándose el riesgo de suicidio con este tipo de terapias.
En cuanto a las tasas de abstinencia la vareniclina fueron más altas que el placebo odds ratio (OR) 3,61 (IC 95% 3,07 a 4,24), que con los parches de nicotina  OR 1,68 (IC 95% 1,46 a 1,93), y que con  el bupropion OR 1,75 (IC 95% 1,52 a 2,01). El bupropion y los parches de nicotina tuvieron unas tasas de abstinencia más altas que el placebo, OR 2,07 y  2,15 respectivamente. 
En cuanto a los efectos adversos más frecuentes se destacaron las náuseas en la vareniclina (25%), el insomnio con el bupropion (12%), sueños anormales con los parches de nicotina (12%), cefaleas con el placebo (10%).
La eficacia del tratamiento no varió según las cohortes estudiadas.
Según este estudio ni la vareniclina, el bupropión ni los parches de nicotina incrementan las alteraciones psiquiátricas en la deshabituación antitabáquica. La vareniclina sería más efectiva para ayudar en la abstinencia al tabaco en los fumadores que el placebo, que el bupropion y que los parches de nicotina, si bien es cierto que tanto el bupropion como los parches de nicotina son más efectivos que el placebo en esta situación . 


Anthenelli RM, Benowitz NL, West R, St Aubin L, McRae T, Lawrence D, Ascher J, Russ C, Krishen A, Evins AE. Neuropsychiatric safety and efficacy of varenicline, bupropion, and nicotine patch in smokers with and without psychiatric disorders (EAGLES): a double-blind, randomised, placebo-controlled clinical trial. Lancet. 2016 Jun 18;387(10037):2507-20. doi: 10.1016/S0140-6736(16)30272-0. Epub 2016 Apr 22.


viernes, 22 de julio de 2016

El secreto de la modelo extraviada, de Eduardo Mendoza


El secreto de la modelo extraviada, de Eduardo Mendoza

Libro inteligente de sutil ironía con un argumento agradable que te hace leer el libro hasta el final de un tirón. Situaciones disparatadas y diálogos muy ocurrentes. Garantizado para esta temporada estival. Como siempre Eduardo Mendoza no defrauda.



Editorial: SEIX BARRAL. 2015

martes, 19 de julio de 2016

¿Es prioritario inaugurar una Facultad de Medicina en las Islas Baleares?

¿Es prioritario inaugurar una Facultad de Medicina en las Islas Baleares?

Ante la nueva inauguración de la Facultad de Medicina en Palma de Mallorca para el próximo curso 2016-17 me surgen sentimientos encontrados. Leo que se han admitido 1.403 solicitudes de preinscripción para estudiar Medicina en la nueva facultad de la Universidad de Medicina de las Illes Balears (29-06-2016), de los que 623 provienen de Baleares y 708 del resto de España.
No cabe duda que Baleares es una de las pocas Comunidades Autónomas (CCAA) que no tiene Facultad de Medicina, el disponer de una ayudaría de reducir los agravios comparativos con el resto de CCAA. Pero, ¿es esta una razón suficiente? ¿es necesario crear esta facultad?. ¿nos supone alguna ventaja? ¿es el momento adecuado para esta iniciativa?.
Aunque suene raro, yo empecé la carrera de medicina en Palma de Mallorca. El año que murió el general Franco y se instituyó la selectividad (1975) hubo un conato de Facultad de Medicina en Palma de Mallorca, que no llegó a ser ni una Sección Delegada de la Universidad Autónoma de Medicina de Barcelona, pero fue un antecedente, creo que el único. Se implantó en un solo curso de medicina (nosotros fuimos los primeros) y duró no más de dos años, según creo. Tuvo la ventaja de que todos los alumnos fueron de las I Baleares (algunos de ellos están en nuestra actual administración sanitaria) y la desventaja de no existir casi recursos para su implementación. Los profesores correspondían a otras facultades (Biología…) y los que eran específicamente de medicina (por ejemplo para impartir anatomía humana) venían turnándose de Barcelona. Sin embargo, aquella iniciativa quedó en nada.
Ahora, 41 años después se retoma la idea, se le da forma y se tira para adelante sin más. Al parecer se convirtió en un asunto prioritario. ¿Existía la necesidad?.
Si pensamos en el inicio de este artículo sobre el agravio comparativo, pues sí, faltaba si lo comparamos con otras CCAA y había que remediarlo. Igual que una carretera, un hospital, un aeropuerto, una escuela …es algo que evita las diferencias de recursos entre los territorios (“todos deben que tener de todo”). Si pensamos en la situación de crisis económica, de reducción del gasto superfluo y de priorización de partidas económicas para los más desfavorecidos, no comprendemos la iniciativa, y más proveniente de una administración de izquierdas.
Si se trata de cubrir una necesidad no atendida tendría una explicación, pues los estudiantes de Baleares, como los de otras CCAA, tienen derecho de tener una Facultad de Medicina cerca a la que poder optar (aunque para nosotros en Menorca está tan lejos Palma de Mallorca como Barcelona). Sin embargo, la realidad es que tener una Facultad de Medicina no hará que más estudiantes que se saquen la  licenciatura de medicina sean residentes de las Islas Baleares, pues el sistema, el baremo por puntos, hace que cualquier estudiante de otras CCAA pueda venir si su puntuación es mayor, y los de aquí por lo mismo, se vayan a otras CCAA. O sea, el problema en mi opinión persistirá.
Tal vez sea que quien gobierna quiera que le recuerden por las obras realizadas; sin embargo, las clásicas, carreteras, hospitales, puertos…no estaría bien vistos en la actual situación de crisis, no así en cambio una Facultad de Medicina, que probablemente sería políticamente más correcta. ¿Pero a qué coste?. ¿Nos lo podemos permitir y mantener?. ¿Qué cosas más prioritarias dejaremos de hacer para crear tamaña institución?. El coste de oportunidad, que señalan los economistas, sería importante para unos beneficios muy pequeños.
Todo ello no quiere decir que quien firma este artículo, médico que inició su carrera de medicina en Palma de Mallorca, esté en contra de una Facultad de Medicina pública (privada es otra historia) en nuestras islas, si no que en este momento esta iniciativa es inadecuada, contraproducente y no creo que la ciudadanía la llegue a comprender del todo. 

Mateu Seguí Díaz
médico de familia

¿Es prioritario inaugurar una Facultad de Medicina en las Islas Baleares? Diari Menorca. 02-07-2016: 16
http://menorca.info/

lunes, 11 de julio de 2016

El café también es capaz de prevenir el cáncer de colon

El café también es capaz de prevenir el cáncer de colon

Hace escasos días hablamos del café como alimento capaz de prevenir la cirrosis, así según el metanálisis de Kennedy OJ et al el riesgo relativo  (RR) de cirrosis por incremento diario en dos tazas de café fue del 0,56 (IC 95% 0,44-0,68, I 2 83,3%). Pero, ya sabíamos que al ser efectivo sobre la insulinoresistencia era capaz de actuar sobre el hígado graso, y la diabetes tipo 2 (DM2). 
Los componentes bioactivos del café, sean compuestos fenólicos (ácido caféico), diterpenos (cafestol, kahweol), melanoidinas, aminoácidos, vitaminas (tipo B, C ), y la cafeína, actuarían sobre la fisiología del colon, pero al ser  antioxidantes actuarían en el estres oxidativo, la inflamación y el cáncer. A su vez los efectos antimutagénicos, de reducción de la secreción de ácidos biliares, de mejoría de la movilidad intestinal y los cambios en la microbiota intestinal estarían relacionados también con sus efectos a nivel intestinal.
Su acción sobre el cáncer de colo-rectal (CCR), sin embargo, no quedaba clara.
El estudio caso-control de base poblacional Molecular Epidemiology of Colorectal Cancer (MECC) investigó la asociación entre el consumo de café y el riesgo de  CCR en 5.145 casos y 4.097 controles del norte de Israel. Se evaluó la asociación según el tipo de café (cafeinado, descafeinado, hervido negro, expreso negro, instantáneo, y café filtrado), el lugar del CCR (colon o recto) y los subgrupos étnicos, fueran judíos  Ashkenazi (61,3%), Sefarditas (21,4%), o árabes (13,5%). Los datos sobre el consumo de café fueron recogidos por una entrevista utilizando un cuestionario alimentario semi-cuantitativo validado.
 Según éste el consumo de café se asoció con un 26% menos probabilidad de riesgo de desarrollar CCR, la odds ratio (OR) de consumidores frente a no consumidores de café de  0,74 (IC 95% 0,64–0,86; p inferior a 0,001). También existió una asociación inversa entre el café descafeinado OR, 0,82 (IC 95% 0,68–0,99; p = 0,04) y el café hervido (de cazuela -pota- o de calcetín) OR 0,82 (IC 95% 0,71–0,94; p = 0,004). 
Cuanto mayor fue el consumo de café menor riesgo de desarrollar CCR. Si se comparaba con menos de una consumición diaria, ingerir entre 1-2 al día el OR era de 0,78 (IC 95% 0,68–0,90; p inferior a 0,001), entre 2 y 2,5 consumiciones al día  OR, 0,59 (IC 95% 0,51–0,68; p inferior a 0,001) y si fueron más de 2,5 diarias el OR se redujo a 0,46 (IC 95% 0,39–0,54; p inferior a 0,001). Existió una tendencia dosis-respuesta (p tendencia inferior a 0,001) tanto en CCR en el colon como en el del recto.
Concluyen que el consumo de café está inversamente asociado con el riesgo de padecer CCR, existiendo un tendencia dosis /respuesta al consumo. O sea, que con todas sus limitaciones (estandarización de las porciones, pacientes con patologías intestinales...) estas conclusiones nos lleva a afirmar que  su consumo sería protector para esta patología.

Stephanie L. Schmit1, Hedy S. Rennert, Gad Rennert, and Stephen B. Gruber. Coffee Consumption and the Risk of Colorectal Cancer. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev. 2016;25:634-639



domingo, 3 de julio de 2016

Estar sentado mucho tiempo es malo para la salud

Estar sentado mucho tiempo es malo para la salud

Hace unos días comentamos tangencialmente, en un artículo sobre la bicicleta y el sedentarismo, que el estado sedente, estar sentado, se relaciona con diversas patologías (obesidad, síndrome metabólico,  hígado graso, cáncer y enfermedades cardiovasculares) e incluso aumenta el riesgo  de fallecimiento por cualquier causa independientemente de realizar actividad física intensa puntual.  El estar sentado es un comportamiento habitual en el mundo occidental en el que la cultura de la comodidad (medios de transporte) y del ocio, del tiempo libre, hace que estemos demasiado tiempo inactivos, la mayoría de las veces en estado sedente.
Es conocido por varios estudios que practicar  150 minutos de actividad física por semana (30 minutos diarios, 5 días a la semana) sería el ejercicio mínimo recomendado para la prevención de problemas cardiovasculares y de la diabetes tipo 2. Sin embargo, al margen de esto, el estar sentado podría considerarse como un factor de riesgo independiente del ejercicio físico a nivel cardiovascular. Un trabajo de  Wilmot EG  et al en el 2012 sobre  794.577 personas mostró como estar sentado largo tiempo frente hacerlo en corto espacio de tiempo aumentaba el riesgo relativo (RR) de diabetes tipo 2,  RR  2,12, de enfermedad cardiovascular  RR 2,47 e incrementaba el riesgo (hazard ratio) HR 1,9 de mortalidad cardiovascular o por cualquier causa (HR 1,49).
En este sentido, hace escaso tiempo que se ha realizado un metaanálisis publicado en American Journal of Preventive Medicine (Rezende LF), o sea un análisis de los estudios publicados sobre este tema entre el 2002 y el 2011, sobre 54 encuestas de salud en adultos según el tiempo que se mantenían en estado sedente, conjuntamente con las estadísticas nacionales poblacionales (tamaño de la población, esperanza de vida, mortalidad...). Se calculó lo que llaman en estadística de la salud,  la fracción poblacional atribuible de cualquier causa de muerte asociada a estar sentado más de 3 horas al día en cada país, todo ello según regiones de la OMS y en todo el mundo. Según este análisis de los estudios publicados al respecto, el estar sentado más de tres horas seguidas es responsable del 3,8 % de la  mortalidad por cualquier causa (cerca de 433.000 muertes al año) en los 54 países estudiados.
Señalan que eliminando este comportamiento se incrementaría la esperanza de vida en 0,2 años en esos países. Recalcan que el efecto de estar sentado mucho tiempo frente al riesgo de muerte por cualquier causa es independiente de la actividad física que se realice, por lo que concluyen que reduciendo el tiempo que estamos sentados fomentamos un estilo de vida más activo y prevenimos el fallecimiento prematuro en todo el mundo.  En este aspecto, si combatiéramos la inactividad física y el estar sentado mucho tiempo, evitaríamos alrededor del 14% de las muertes anuales (más de 1,5 millones de fallecimientos en los países estudiados).
Una prueba más para movernos más.

Mateu Seguí Díaz
Médico de Familia

-Estar sentado mucho tiempo es malo para la salud. Menorca.info. 25-06-2016
http://menorca.info/

Rezende LF, Sá TH, Mielke GI, Viscondi JY, Rey-López JP, Garcia LM. All-Cause Mortality Attributable to Sitting Time: Analysis of 54 Countries Worldwide. Am J Prev Med. 2016 Aug;51(2):253-63. doi: 10.1016/j.amepre.2016.01.022. Epub 2016 Mar 23.


Biswas A, Oh PI, Faulkner GE, Bajaj RR, Silver MA, Mitchell MS, Alter DA. Sedentary Time and Its Association With Risk for Disease Incidence, Mortality, and Hospitalization in Adults: A Systematic Review and Meta-analysis. Ann Intern Med. 2015;162(2):123-32

Wilmot EG, Edwardson CL, Achana FA, Davies MJ, Gorely T, Gray LJ, Khunti K, Yates T, Biddle SJ. Sedentary time in adults and the association with diabetes, cardiovascular disease and death: systematic review and meta-analysis. Diabetologia. 2012 Nov;55 (11):2895-905. doi: 10.1007/s00125-012-2677-z. Epub 2012 Aug 14.